Un domingo diferente

Sala Covarrubias, T.nacional

Este domingo hubiera sido tedioso y aburrido como todos los demás, si no llega a surgir una inesperada y agradable invitación: Evelio Tieles y Francis, su esposa nos llamaron para invitarnos a un gran concierto a realizarse en la Sala Covarrubias del Teatro Nacional.

Llegamos temprano, poco antes de las once de la mañana, hora señalada para comenzarla función. Esta sala suele llenarse, más aún, cuando está anunciada la Sinfónica Nacional con un virtuoso como Tieles de solista: Un verdadero regalo en un planeta donde las buenas opciones son escasas.

Orquesta Sinfónica Nacional y el Mtro. Evelio.Tieles

La sala disfrutaba de un total lleno. Como apertura, la orquesta dirigida por el Maestro Enrique Pérez Mesa, nos regaló Sinfonía Simple, de Benjamín Britten. Espectacularmente bien ejecutada.

En la segunda parte: el único Concierto para violín y orquesta, en re mayor, Op.61 que escribiera Ludwing van Beethoven. Evelio Tieles como solista.

El público entusiasmado, de pie, ovacionó a la orquesta, a su director y al Maestro Tieles, haciéndolos salir a saludar varias veces. Los aplausos no cesaban de agradecer tan maravilloso regalo matinal.