Puertas de correderas

Maricarmen es una mujer muy simpática, activa , emprendedora. Ella antes que burócrata fue bailarina y, de las buenas. Ahora vive, jubilada, en su casa que con mucho, pero mucho sacrificio pudo reconstruir. Tiene buen gusto y es muy trabajadora, por lo que siempre que la visites todo lo encontrarás en perfecto orden y limpieza. Le alcanza el tiempo para todo: lee, ve televisión y hasta visita a sus amistades. No hace mucho ella pasó por una verdadera pesadilla provocada por una invasión de comejenes en su apartamento, debido a un árbol de la calle que estaba enfermo y nadie se ocupaba de él, por lo que los indeseables animalitos se fueron albergando además, en las casas colindantes. Maricarmen los descubrió un día cuando fue a abrir una puerta de un armario y ésta haciendo tremendo estruendo ¡zaz! cayó al suelo. Esto la alertó y de inmediato de se dio a la tarea de búsqueda y captura de los indeseables. Así descubrió que más de cuatro puertas interiores tenían los marcos totalmente oradados.

Ahora viene la parte más difícil: capturar un carpintero, que éste a su vez tenga madera y que además no sea carero, pues a ella casi no le alcanza el dinero de su jubilación para subsistir. Después de varios intentos y frustraciones, finalmente consiguió quien le hicera los marcos de las puertas. Su hermano que vive fuera de Cuba le mandó algún dinerito para ayudarla, el resto lo consiguió ella , haciendo algunas artesanías para vender.

¡Albricias!!! Al fin las puertas ya tenían sus nuevos marcos para sostenerse. Pero la felicidad dicen que dura poco en casa del pobre. Una mañana temprano descubrió que los marcos de las puertas estaban hinchados y tenían nuevamente huéspedes. El carpintero la había estafado. Ahora sin dinero y ya sin entusiasmo mi amiga le buscó una solución más práctica. Quitó nuevamente los marcos. Ahora todas sus puertas interiores son de correderas. Ella es quien las corre de un lado a otro, cuando lo necesita, pues sencillamente no tienen marcos y están recostadas cuidadosamente a las paredes.

Anuncios

Un pensamiento en “Puertas de correderas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s