Fingir, una nueva actitud social

.

Es muy lamentable, pero está, a la orden del día.

Hace muchos años, cuando empezó el mal llamado período especial, comentaba a mis amigas, en las tertulias que acostumbrábamos a hacer en casa:-lo peor de todo este deterioro material, es que conlleva en si el germen del deterioro moral-

Han pasado muchos años, y los habitantes de mi planeta, cada vez más se han acostumbrado a fingir en público, y ya lo han asimilado como algo natural.

Hace apenas una semana, de pura casualidad, pues no acostumbro a hacerlo, encendí el televisor al mediodía. Estaban pasando un programa donde, en ese momento, entrevistaban a una actriz cubana, que fue muy famosa en los años cincuenta y que después, sin explicación alguna, desapareció de la pantalla chica. Me refiero a Conchita Brando. Una actriz de mucho calibre: cantante, comediante, dramática, cómica muy buena, en cada una de sus múltiples facetas.

Me alegró mucho verla y a la vez me entristeció. Ya con sus ochenta y siete años, se veía vivaracha, jovial, pero triste, como al que sacan de pronto del más oscuro ostracismo. La mantuvieron alejada de la TV, sin explicación alguna, durante más de un cuarto de siglo.

Hace muchos años, en una boda de la hija de una amiga común, estuve charlando con Conchita toda la noche, y ella me decía, como quejándose, que no entendía por qué no la llamaban a trabajar, que se sentía muy bien y estaba capacitada para encarnar papeles acorde a su edad. Era aún una mujer vital y bella.

En dicho programa de televisión, al que hago referencia, pasaron unas entrevistas callejeras, donde preguntaban a los transeúntes sobre esta actriz. Me dio mucho dolor ver cómo la gente impunemente mentía. Muchachos de veintitantos años, que estoy segura jamás oyeron hablar de ella, y hombres y mujeres cuyos rostros reflejaban la mentira, decían con el mayor descaro: nos encanta verla trabajar, hace muy bien cualquier papel que representa, etcétera.

Yo me indigné. Lejos de representar un halago a su persona, para mi fue una burla y una falta de respeto, pasar esos comentarios, a sabiendas de que eran falsos. Y sentí pena por esas personas, que sin ningún pudor, se prestan a fingir públicamente.

Anuncios

4 pensamientos en “Fingir, una nueva actitud social

  1. Eso es el resultado de vivir en la mentira , el miedo , la impotencia sumisa al estado ,todopoderoso, y sus burocratas ineficientes ,ellos son la mayor razon de la inmovilidad del sistema , quizas esa senora , su nombre me suena pero ,no puedo fijarla , si veo una foto ,seguro que la ubico ,en mi memoria ,fue denunciada por envidia o por sabe dios que , bajos motivos y el burocrata, acato sumiso ,las ordenes o insinuaciones que lo amedrentan incluso a el mismo , y se destruye una vida llena de ilusiones o suenos , destruyen el talento , la mediocridad de partido o ideologia supera la razon y la decencia ,,,ahi tienen el microcosmo de la destruccion de una sociedad , que de socialismo , no necesitaba , ni un pedacito ,,, asi nos destruyeron , y se destruyeron ellos mismos ,,,,Saludos Rebeca

  2. Hola, encontre esto por casualidad. Que es de la vida ahora de Conchita Brando y de sus hijas, que son mis primas en segundo grado????

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s