Un símil.

Siempre he pensado que llegar a un consenso es algo difícil, pero no imposible, si existe

la voluntad para hacerlo.

Caminando por la ciudad, poco a poco me he ido percatando cuan difícil pueda ser. No hay más que echar una ojeada a tu alrededor y verás la prueba de ello. Nunca antes los cubanos estuvimos tan divididos, nunca antes el egoísmo fue tan manifiesto.

Hace mucho tiempo, cuando comenzó el mal llamado periodo especial, conversando en tertulia con mis amigas, les dije: No me preocupa tanto la miseria que vamos a tener, como lo miserables que nos podemos volver. Desafortunadamente la vida me ha ido dando la razón.

Si resulta tan difícil, que los vecinos nos pongamos de acuerdo para pintar la fachada de un edificio, de tres apartamentos solamente, ¿cómo es posible que nos pongamos de acuerdo para promover cambios en el país? Creo que es hora ya de despojarse de egoísmos y unidos, buscar soluciones que nos beneficien a todos.

Anuncios

8 pensamientos en “Un símil.

  1. HOLA REBECA, ACA ESTOY DE NUEVO; CON RELACION A LA ACTITUD QUE HA ASUMIDO NUESTRO PUEBLO, TU COMENTARIO ES MUY CIERTO, LOS CUBANOS QUE ESTAMOS EN ESTE LADO DEL ESTRECHO DE LA FLORIDA, SIEMPRE NOS HEMOS VANAGLORIADO DE LA HUMILDAD Y LA FAMILIARIDAD QUE NOS CARACTERIZA, PORQUE NUESTRO SLOGAN DE QUE EL VECINO ES COMO LA FAMILIA FUE SIEMPRE VERDADERO, PERO TRISTEMENTE LA SITUACION QUE HA VIVIDO NUESTRA ISLA EN LAS DOS ULTIMAS DECADAS HA HECHO QUE ESTA ACTITUD CAMBIO Y YA HOY SE MANIFIESTA DE UNA MANERA DIFERENTE, NO OBSTANTE, MI FE SE MANTIENE Y ESTOY SEGURO DE QUE VOLVERAN LOS DIAS EN QUE TODOS NOS AYUDAREMOS Y RECUPERAREMOS EL HUMANISMO QUE UN DIA NOS HIZO BRILLAR. SALUDOS.

  2. Lo siento Rebeca,
    Pero esto se llama vivir en comunidad y es un mal universal. Lo dificil es convivir. Esto NO es un mal cubano, los humanos somos así. Podria contarte cosas horribles de comunidades de vecinos por aquí.
    De hecho en España existe todo un desarrollo legislativo de la Propiedad Horizontal y comunidades para intentar evitar que los vecinos se peleen.
    No tiene solución.
    Un abrazo Rebeca.
    Luis.

  3. Es lamentable que suceda, pero no es exclusivo de Cuba, lo triste es que suceda alla cuando antes habia mas concenso y respeto por las leyes. en ausencia del concenso la autoridad es la que debe hacer cumplir las reglas de urbanidad.
    pero es muy facil explicar pq sucede, 1ro el desigual poder adquisitivo de los vecinos, hace imposible que todos puedan aportar equitativamente para la compra de la pintura o para poner una puerta o reja en la entrada comun. resultado termina cada quien resolviendo el problema en la medida de sus posibilidades. 2do la autoridad, que carece de recursos publicos para pintar toda la fachada, no tiene fuerza moral para ir a multar a los vecinos que con esfuerzos propios y a su manera combaten el deterioro de los inmubles. un circulo vicioso que resulta en anarquia.

  4. Mi estimada Rebeca,
    Tal como me dices en comentario anterior, cuando las cosas se tornan permanentes por la necesidad, ya dejan de gustarnos y commienzan a molestarnos.
    Esta es una de ellas.
    Pero no desesperes. No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista. Algun dia habra pintura suficiente para que todo se vea “bonito”. Tan bonito como tu y todas las mujeres cubanas se merecen ver a su ciudad.
    Un abrazo cubanisimo.

    Luis Fernandez Mesa,
    NO. No es un mal universal. Hay muchos paises donde estas cosas no suceden porque hay orden y legislaciones y la ciudadania respeta ese orden y esa legislacion. Y no son pocos los paises donde esto se cumple.

    Raul,
    Ciertamente no es exclusivo de Cuba.
    PERO ESTO NO SUCEDIA EN CUBA ANTES DE 1959.
    Y no estoy de acuerdo con el criterio de aceptar esto simplemente porque en muchos paises es asi.
    Ese es el “tema” de la politica castrista desde hace cincuenta y dos años, “que tenemos que pasar hambre porque en el mundo hay millones de niños que pasan hambre”.
    Mejor hubiese sido establecer un sistema economico que produjera excesivos bienes alimenticios y economicos y ayudar a esos niños con alimentos y bienes sobrantes de nuestra produccion.
    SERIAMOS MUCHO MAS FELICES LOS CUBANOS, DEFENDERIAMOS TODOS EL SISTEMA Y HABRIAMOS AYUDADO A SALIR DEL HAMBRE Y LA MISERIA A INCONTABLES NIÑOS EN ESTE MUNDO NUESTRO.
    Y hoy habria pintura suficiente para pintar los edificios de modo ordenado. Y habria legislacion sobre el tema, y habria recursos para pagar la pintura y a los pintores.
    Y yo no me hubiese ido nunca de Cuba y nunca me hubiese dedicado estar pensando en como funciona el castrismo y que podriamos hacer para sacarlo del poder.

    Simon Jose Marti Bolivar

  5. La crisis y la pobreza

    por Gabriela Calderón de Burgos

    Gabriela Calderón es editora de ElCato.org, investigadora del Cato Institute y columnista de El Universo (Ecuador).

    Guayaquil, Ecuador— Hace dos años escribí un artículo acerca del libro Cuatro décadas que cambiaron nuestro planeta de Johan Norberg1, en el cual el autor nos recordaba el progreso humano que el mundo había experimentado entre 1960 y 2005. En diciembre de 2008 —cuando la crisis financiera mundial estaba en todo su apogeo— una minoría sostenía que la globalización había logrado una prosperidad sin precedentes en la historia de la humanidad. Muchos, como el Premio Nobel Joseph Stiglitz, decían que “La crisis de Wall Street es para el mercado lo que la caída del muro de Berlín fue para el comunismo”.2

    De ser cierto ese fatalismo, las conclusiones optimistas del libro que Norberg escribió a mediados de 2008 (con datos de 2005) deberían haber sido desmentidas con datos más actuales, en los que veríamos un mundo más pobre o con una reducción de pobreza más lenta. Pero eso no es lo que encontramos en el estudio de Laurence Chandy y Geoffrey Gertz, publicado en enero por la Brookings Institution.3

    Chandy y Gertz dicen: “Calculamos que entre 2005 y 2010, el número total de personas pobres alrededor del mundo cayó en alrededor de 500 millones de personas, de más de 1.300 millones en 2005 a menos de 900 millones en 2010”.

    Luego concluyen: “Una reducción de pobreza de esta magnitud no tiene parangón en la historia: nunca antes tanta gente ha dejado la pobreza a lo largo de un periodo tan breve”. Eso dicen de un periodo de seis años que incluye la crisis de los alimentos (2008) y el supuesto “colapso del capitalismo” (2008-2009).

    El economista Jeffrey Sachs se lamentaba en septiembre de 2010 que como los países desarrollados no cumplían con sus promesas de aumentar la ayuda externa, no se iban a poder cumplir los Objetivos de desarrollo del Milenio de la ONU para 2015, principalmente aquel de reducir a la mitad la pobreza entre 1990 y 2015.4 No obstante, los datos actualizados de Chandy y Gertz indican que esa meta se cumplió en 2008, dos años antes de que Sachs culpara a los países ricos de un potencial fracaso. Además, las proyecciones indican que para 2015 el mundo habrá reducido a la mitad la pobreza nuevamente (de 20,8% de la población mundial en 2008 a alrededor de 10%).

    Ni la crisis de alimentos de 2008 ni la crisis financiera mundial han podido borrar el impresionante progreso de la última década. El Banco Mundial concluyó que unos 64 millones adicionales de personas seguirán en la pobreza debido a la crisis. No obstante, compare eso con los casi 500 millones que salieron de esa situación y el saldo de la década sigue siendo muy positivo. Y no se puede negar que eso ha coincidido con la creciente liberalización de las economías, particularmente de dos gigantes donde se ha concentrado la reducción de pobreza: China e India.

    Durante mucho tiempo se debatió si para reducir la pobreza había que enfocarse en el crecimiento o en las políticas de redistribución del ingreso. Pero los autores concluyen que hoy, afortunadamente, hay un amplio consenso de que el crecimiento económico debe ser el objetivo central de una política para reducir la pobreza.

    Este artículo fue publicado originalmente en El Universo (Ecuador) el 3 de marzo de 2011.

    Referencias:

    1. Norberg, Johan. Cuatro décadas que cambiaron nuestro planeta. ElCato.org. Diciembre de 2008.

    2. Entrevista a Joseph Stiglitz. “La crisis de Wall Street es para el mercado lo que la caída del Muro de Berlín fue para el comunismo”. El País. 21 de septiembre de 2008.

    3. Chandy, Laurence y Gertz, Geoffrey. “Poverty in Numbers: The Changing State of Global Poverty from 2005 to 2015”. Brookings Institution. Enero de 2011.

    4. Sachs, Jeffrey. “Pool Resources and Reinvent Global Aid”. Financial Times. 20 de septiembre de 2010.

  6. Ernesto de Miami,
    Estamos de acuerdo. Eramos como éramos, hoy somos así y mañana volveremos a ser como éramos, con las logicas variantes del tiempo y las generaciones y los cambios introducidos por estos cincuenta y dos años de calvario.
    Nuestras caracteristicas ciudadanas actuales tienen una explicacion logica.
    Cuando Castro se hace dueño de Cuba, ésta está “repleta” de bienes y riquezas.
    Hay bastante donde “coger para repartir”. Pero a la vez interrumpe el sistema productor de bienes y riqueza, lo cual saca a relucir aquello de “la cajita de donde se saca y no se echa…..”
    Cuba entra en UNA ESPIRAL DECRECIENTE, donde cada vez se va estrechando mas el circulo que marca los recursos disponibles en todos los aspectos.
    Esto provoca modificaciones en las relaciones con nuestros conciudadanos. Comenzamos a “pelear” en la taquilla de un cine por un boleto, y no nos importa si el que viene detras ve o no ve la pelicula. Nos acostumbramos a “empujar” para subir al omnibus, pues necesitamos subir y no nos importa el que se quede fuera y seguimos hasta luchar por un pedazo de pan para nuestros hijos y para nosotros, etc., etc., etc.
    Este proceso “in crescendo” de carencias fue modificando nuestro comportamiento social, retrotrayendonos en la civilizacion hasta los tiempos de la lucha instintiva por la supervivencia.
    Tal como viven y obran los animales en estado salvaje en la naturaleza, con las logicas diferencias a nuestras condiciones de “seres racionales” y adaptados a vivir en sociedad.
    Una vez que en Cuba se restaure la verdadera democracia y el pueblo cubano se vea libre para desarrollar su verdadereo potencial creativo y productivo, que sean satisfechas las grandes necesidades elementales de la poblacion y se nutran los mercados de bienes necesarios a toda sociedad, poco a poco volveremos a desarrollar nuestras cubanisimas caracteristicas.
    La Sociedad es un ente vivo y como tal actua. Ella misma va depurando lo inservible y realzando lo que verdaderamente brilla. Tal como en la vida salvaje la manada se mantiene fuerte y sana dejando detras a aquellos ejemplares que no reunen las condiciones necesarias para sobrevivir.
    Tengamos fe en el futuro y en el mejoramiento humano.
    En el libro “Yo Acuso” de Emilio Zola, publicado en Cuba en los años sesenta, hay un escrito titulado “La Democracia”.
    Alli dice: “Ese rumor que se escucha es el advenimiento de la democracia”. “NO debemos temer al acercarnos a ella”.
    “A pesar de todo, el mañana siempre tendra razon”. “El mundo se hizo en medio de cataclismos. Al final, la obra fue buena”.
    Una abrazo cubanisimo,
    Simon Jose Marti Bolivar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s