Las dos orillas.

Hace apenas unos días llegue a Santiago de Chile, hermosa ciudad que como su tocaya cubana se encuentra en un hueco. La diferencia es mucha, aunque en ambas se habla español. Esta es una ciudad que hace un año tuvo un terremoto de la magnitud del de Haití, sufrió al igual que ese otro país muchos daños, además de un tsunami. Sin embargo, cuando fuimos ayer al aeropuerto a buscar a una muy querida amiga que viajaba desde Miami, a esta ciudad solo para verme, me pude percatar (no lo hice cuando llegué, por razones obvias), que esta terminal aérea, que había sufrido los fuertes embates del sismo, estaba totalmente restaurada, como si nada hubiese ocurrido. Asimismo el resto de la capital luce resplandeciente, limpia y florida como es habitual en ella.

Ayer salíamos mi amiga Ritza y yo del museo municipal Casas de lo Matta, de acceder gratuitamente a una hermosa exposición de pintura -El regreso del gusanito Jacob-, de Nicolás Camus Joannon y otra de fotografía, -El mundo de noche-, de diferentes autores. Además de disfrutar enormemente de las dos muestras, asimismo recorrimos los hermosos jardines de la casa, aprovechando el buen tiempo, para hacernos unas cuantas fotos.

Cuando salíamos del local, más que satisfechas y sonrientes, nos acercamos en la parada del ómnibus a unos estudiantes que allí estaban, para preguntarles cuánto costaba el pasaje. Ellos muy amablemente nos dijeron que teníamos que previamente sacar una tarjeta y para ello, debíamos caminar bastante, porque el punto de venta de las mismas se encontraba un poco lejos. Al decirnos esto, yo les respondí que eso de caminar para mi no era problema, pues yo venía de un planeta donde hay que caminar mucho. Uno de ellos me preguntó cual era ese planeta, yo le respondí: Cuba. mi amiga, tomó la palabra y agregó: yo también soy de ese planeta, solo que vivo en la otra orilla, en Miami. Ellos rieron, nos despedimos y continuamos nuestro camino. Yo me quedé pensando en el aniversario de Girón ó Bahía de Cochinos, como se le quiera llamar, que se conmemora en estos días. Me puse un poco triste al pensar en aquel acontecimiento que enfrentó a cubanos de las dos orillas y de donde todos salimos lastimados.
Las dos orillas.doc

Anuncios

5 pensamientos en “Las dos orillas.

    • Algunos países sufren los problemas ocasionados por el fenómeno del Niño, otros por los de la Niña y nosotros padecemos hace más de cincuenta años por los del Viejo, saludos desde el otro Santiago, el del Cono Sur, Rebeca

  1. Rebeca, que disfrutes mucho tu visita a Chile.
    Mi esposa y yo volamos de Madrid a La Habana a final de mayo.
    Nos gustaria mucho saludarte y conocerte en persona.
    Un abrazo.
    Luis Fernández

  2. Lo mas triste del enfrentamiento de Playa Giron es el hecho de que no se logro exterminar la plaga de los Castro en esa gesta. Cuanto sufrimiento se hubiera ahorrado el pueblo cubano si en ese entonces se hubiera derrocado a la mafia castrista!!! Malo o bueno, se hubiera instaurado un sistema democratico y un estado de derecho que, posiblemente hubiera llevado a Cuba por un camino de prosperidad economica y actualmente no seria el desastre de pais que lo han convertido. Si algun comentarista al servicio de la tirania quisiera convencerme de lo contrario, yo lo invito que lo haga en este post, pero que por favor no use consignas ni frases trilladas de las cuales estoy harto, o termine haciendo comparaciones con paises pauperrimos que existen en este mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s