Me mordió el subdesarrollo

.

La primera vez que me senté frente a un ordenador, hace apenas unos seis años, creí que me infartaba. Por más que mi hijo Alfredo me decía: mami, eso no se rompe así como asíyo moría de miedo de tocar alguna tecla y que de repente todo se pusiera oscuro y ocurriera una debacle.

Yo no soy muy valiente que digamos, pero tampoco he sido miedosa, aunque sí cautelosa. El problema es que aquí en mi planeta, cuando algo se rompe, es per seculum seculorum, no hay como arreglarlo, queda roto de por vida, más aún cuando se trata de equipos cuya tecnología está tan limitada.

En fin, con la práctica y la constancia he aprendido un poco, lo suficiente como para comunicarme con el mundo exterior (donde están familia y amigos) y ¡hasta hacer un blog!

Les cuento esto, porque recientemente me regalaron un celular y de inmediato he pasado un cursillo de primeros auxilios para aprender a usarlo. Es por ello que les ruego me disculpen, ya que como se habrán dado cuenta, recién he conocido a este útil pajarito azul, que en innumerables ocasiones ha servido para salvaguardar la integridad física de algunos colegas planetarios.

Espero disculpen mi torpeza novata enviando twiera. Prometo aplicarme para no cometer nuevos errores y evitar así, una vez más, ser mordida por el subdesarrollo.

Anuncios

Un pensamiento en “Me mordió el subdesarrollo

  1. Rebeca.Mi Twiter es @rfabada puedes enviar cualquier mensaje a esa dirección que yo lorepato por todas partes. saludos Y éxitos Raúl.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s