Tras las huellas de España.

En el centro de la foto, mi abuelo.

Esta empresa a la que llevo sometiéndome hace casi tres años, se torna cada vez más difícil y estresante. Nunca antes de este medio siglo, a mí, y creo que prácticamente a ningún cubano, se nos hubiera ocurrido querer obtener otra ciudadanía: poseer la nuestra era un orgullo.

La fiebre empezó a cuenta gotas en estas últimas cuatro décadas. Dada la situación cada vez más insostenible del país y los impedimentos para viajar. Muchos que tenían padres españoles, decidieron recuperar la ciudadanía de sus progenitores, y con ella facilitar su salida en busca de nuevos horizontes.

Fue hace ya casi cuatro años, cuando España aprobó la ley de recuperación de ciudadanía para los nietos. Entonces sucedió lo inesperado. Cientos de miles de cubanos nos dimos a la tarea de solicitar documentos acreditativos, y los Registros Civiles, Oficinas del Ministerio del Interior, Archivo Nacional y otras, colapsaron. No estaban preparados para la avalancha de solicitudes que se les venía encima. Por otra parte, las colas en la Embajada española se hacían cada vez más largas y nutridas. En fin, nos pilló, sin las condiciones creadas. Nuestros archivos, abandonados durante casi cincuenta años son un caos, los libros están en muy mal estado o inservibles. No existe la información digitalizada, todo el proceso es tradicional. Además, ¿a quien, si no al aspirante a ciudadano español, le interesa este asunto? Donde quiera, la ineficiencia, la indolencia y el maltrato, son el freno al que tenemos que enfrentarnos para tratar de buscar los documentos. Es mucho el desgaste mental, las colas y el dinero invertido en sellos, viajes, meriendas y otros, pues nunca se sabe cuantas horas vas a estar esperando llegue tu turno. Casi siempre inviertes el día entero en una sola gestión.

Yo he logrado reunir infinidad de papeles acreditativos de mi abuelo: su partida de nacimiento, que por cierto me enviaron de España sin costo alguno, la certificación de matrimonio de él con mi abuela, el acta literal de nacimiento (denegada ya desde finales del 2010) de mi mamá, donde es mi propio abuelo quien la inscribe, el certificado de defunción del mismo, más todos los demás papeles acreditativos míos debidamente legalizados con sus correspondientes cuños y sellos en pesos cubanos y en moneda convertible (CUC), según lo exigido.

En noviembre hará tres años que tuve la cita consular y entregué todos los papeles, meses mas tarde me citaron para hacerme un requerimiento: demostrar la presencia de mi abuelo en Cuba. En aquella ocasión yo le pregunté a la empleada que me atendió, si ella creía que mi abuela y mi abuelo se habían podido casar en 1911 por Internet y que si además no le parecía un poco extraño que mi mamá hubiera nacido en 1912 aquí, sin haberse inventado aún la inseminación artificial. Pues bien, se me acaba el tiempo y me falta el papel del barco donde llegó mi abuelo a este planeta, y yo sigo haciendo colas y rebuscando en los registros civiles. A veces cuando estoy a punto de tirar la toalla, retomo el asunto, pues con tres de mis abuelos españoles, cómo va a ser posible que yo no pueda obtener esa nacionalidad. Lo que más necesito ahora es poseer un pasaporte que me facilite ir a ver a mis hijos y nietas, sin ocasionarles tanto gasto, y sin ser triturada por las múltiples trabas que nos imponen la maquinaria burocrática cubana y española, para viajar. Si la ley dice que teniendo un abuelo español, ya puedes optar por la ciudadanía independientemente si el mismo obtuvo, por cualquier razón, la cubana (el caso de los nietos cuyos abuelos, por la Ley del 50% se hicieron ciudadanos cubanos). El mío no se hizo, según consta en el certificado emitido por Inmigración, tampoco aparece en registros laborales, pues siempre trabajó como pintor-rotulista por cuenta propia. En el Archivo Nacional, donde hice la solicitud de búsqueda en junio del 2010, me dicen que los libros de 1900 a 1903 (fecha en que suponemos entró mi abuelo), están en muy mal estado ¿De dónde voy a sacar ese papel que me exigen? Ya se que esto es asunto mío, pero no soy maga, busco papeles demasiado antiguos. No obstante yo sigo obstinadamente tras las huellas de España, y pienso que todo este burocratismo de ambas partes, es como el Ole, ¡que no tiene explicación!

Pido encarecidamente al que pueda ayudarme en algo, me contacte a través de mi blog.

Anuncios

16 pensamientos en “Tras las huellas de España.

  1. Estimada Rebeca, he segudo durante años tu peripecia, para convertirte en compatriota mia, y quizas te pueda servir de ayuda, ¿Tienes Facebook? o contactame a mi correo, que creo aparece, aunque no se haga publico. Constato que las colas en el consulado español, son una indecencia, yo las vi porque tuve que resolver un problema mio estando en La Habana, y me avergonce de la ineficacia y el trato que os dan. Pero te aseguro que ese embajador, que es politico, no de carrera, no representa a España, se representa a si mismo y al Gobierno del PSOE.

  2. Querida amiga:
    Di me por favor si puedo hacerte alguna gestión en España ya sabes que estoy a tu disposición para lo que necesites.
    Fernando Cabrera Gracia

    • Gracias fernando, estoy atrapada por el burocratismo. Hoy una amiga espanola me hizo el favor de llevar ella que no tiene que hacer cola una carta al Consul, veremos que pasa, Un abrazo a ti y a Begona

      • Disculpa no haberte podido contestar anten, pero he estado de viaje. Ya te envie la solicitud de amistad en FB., saludos y mucho animo.

  3. Hola Rebeca. Sigo tu blog desde hace bastante tiempo. Soy español y vivo en España. Si puedo ayudarte en algo, no dudes que haré lo que pueda.
    Saludos y mucho ánimo

    José Manuel

    • Jose Manuel, en España hice gestiones en Alboraya por mi otro abuelo Salvador Monzo Marti, me respondieron que esos papeles se habian quemado durante la guerra, ahora me hace falta averiguar por mi familia en Cataroja,porque parece vivieron primero ahi, antes de pasar a Alboraya Saludos, Rebeca

  4. Rebeca, necesito que me digas exactamente el documento que necesitas del registro Civil. Me pondré en contacto con ellos y te diré los documentos identificativos que necesitas para obtenerlo.
    Más ánimos

    JM

  5. En los 19 años que viví en Cuba, conocí a muchísimas personas de padres o abuelos españoles (mi propio abuelo paterno era canario), y JAMAS sus descendientes nacidos en la isla decían que eran españoles, para ellos era un orgullo ser cubanos. Cuando llegue a Estados Unidos, hace 23 años; el caso fue contrario…..la mayoría de los muchachos nacidos aquí-hijos de cubanos- cuando se le preguntaba o pregunta; siempre dicen que son cubanos…algunos solo aclaran que nacieron aquí. Recuerdo un compañero de trabajo- tendría unos 17 años en aquel entonces-y alguien le preguntó de donde era. El, muy gracioso, dijo que cubano, la personas entonces le preguntó de qué parte de Cuba…..y este-con mucha naturalidad-le contestó que había nacido en el Hospital de Hialeah ¡Como si Hialeah fuera una provincia/ciudad de Cuba!

    Lo que quiero decir con esto es que este deseo repentino de los cubanos de ser de cualquier lado, menos de Cuba, es una clara prueba del fracaso de la revolución.

    Por cierto, hace muchos años, antes de esta moda de hacerse españoles; pedí el certificado de nacimiento de mi abuelo con los pocos datos que tenia de el, y lo conseguí escribiendo al Registro Civil más cercano a su pueblo de nacimiento. ¡No me costó un centavo! Claro, no me vi en esas trabas porque solo lo quería por curiosidad, gracias a dios con la ciudadanía que tengo puedo ir a medio mundo; por supuesto, no es la cubana. También les envié el certificado de defunción de mi abuelo por si lo quería (o podían) usar para actualizar sus archivos. Suerte Rebecca; aunque ojala no lo necesites.

    • Gracias Milan, efectivamente todo lo que dices es la pura realidad, eso lo vivi personalmente cuando despues de casi cuarenta anos pude ver de nuevo a mis familiares en Miami, todas mis sobrinas nacidas alla se consideran y asi lo expresa, cubana. Pienso que algun dia este pueblo recuperara su dignidad, yo desde mi blog, lucho porque asi sea, esa es mi modesta colaboracion, un abrazo, Rebeca
      Disculpa pero estoy en un teclado rarisimo y no te puedo decir por aqui donde.

  6. Linda Rebeca:

    Así te recuerdo de la última vez que nos vimos, que no recuerdo cuando fué, pero seguro fue en el siglo pasado.

    ¿Cómo es que he llegado hasta el “ojo de tu aguja”? Pues por la misma razón que me sucede todo: Azar -esa fuerza intangible que gobierna la mayor parte de nuestra vida y que deja el resto de lo que hacemos a esa trinidad santísima de tontos a la que llaman Emoción, Sentimiento y Razón-.

    Me encantó como cuentas tu Odisea para intentar conseguir un pasaporte español que te permita ir a ver a tus descendientes y volver, “sin ocacionarles tanto gasto”. Conozco esa maquinaria que quiere “triturarte”. Y no es “made in Cuba and Spain” sino “Made in Globalisation”. Y a quienes nacimos y fuimos armados para entender aquel mundo de “tocadiscos de 4 velicidades”, nos cuesta comprender porqué las cosas han cambiado tanto. La Razón es simple: hoy somos 7000 millones residiendo en este planeta, la cual no es lo que explica porque los Registros Civiles en La Isla están tan descuidados. Esta ultima ya la sabes: IGNORANCIA, que es la sustancia esencial de que se alimentan los TOTALITARISMOS. Todos y de todos los ámbitos -sociales y/o individuales- y escalas. Eso también lo sabes.

    Pero no le des mucha importancia a este comentario espontáneo y tonto de un amigo -ahora virtual, lo cual es menos interesante, cuando se trata contigo, que de tú a tú en el Mundo Real-. Azar me trajo hasta ti por otros medios. Recibí un mensaje de Rafael Alcides -recuerdo que vive cerca de tu casa-, y relacioné a la “Rebeca Monzón”, que el menciona en la condolencia que me hace llegar por la pérdida de “algo muy grande” para mí, contigo que, según él, no sabías que “Erasmo amigos” -así lo escribió-. Parece que has dicho algo sobre mi en su presencia que el no entendio bien, o tu dijistes sin tener información correcta. ¿Qué es? No lo sé. Su mail, escrito con mucha elegancia y pudor -nunca menciona la palabra “Muerte”, “Deceso”, ni siquiera el eufemismo “Desaparición”, no me deja saber de qué o quien se trata.

    ¿Viste a Alcides en estos días y comentaste algo de mi en estos días? Me gustaría saber porqué Azar me gasta estas bromas. El cómo, lo sé: gracias a ese crecimiento de La Entropía Comunicativa entre nosotros los humanos que está provocando el desarrollo de las comunicaciones y en particular Internet. Caos que, no rechazo sino que agradezco porque es preludio de un mejor Orden Mundial. Como está “crisis económica” de la que tanto se cacarea en todos los rincónes del “Globito Azul”.

    Te quiere, admira y otras cosas más,

    Lázaro Buría.

  7. Lazaro, aunque no lo creas siempre te tengo presente. Me dolio mucho saber de la desaparicion fisica de tu esposa, ella tambien es muy querida por dos grandes amigas mias: Maritza Sanchez y Marilis. He hablado con Alcides hace poco, de aquella inolvidable Semilla escondida, le dije lo mucho que te admiraba y el con tremendo orgullo me contesto, ese es mi amigo. Se que ustedes se comunicaron mucho via mail en el reciente viaje de ellos a Espana (estoy en un teclado rarisimo)no te puedo decir por aqui donde. En fin, que te hemos teniido muy presente. Me gustaria darte un gran abrazo, demostrativo de mi afecto por ti y de la profunda pena que me da tu perdida. En algun momento magico, nos volveremos a encontrar, estoy segura.

  8. Sra. Rebeca Monzó:
    Para los nietos de españoles que emigraron a Cuba y que nunca pudieron regresar,la obtención del pasaporte español nunca ha sido fácil. El mismo estado español,a través de las embajadas o consulados,ayuda poco a los solicitantes. Durante muchos meses de 2009 realicé gestiones aquí en España para ayudar a una amiga cubana que estaba tramitando su solicitud. Pero hacerlo todo desde Cuba,sin contar con ayuda desde España,era muy penoso,difícl y ¡caro! si había algún error en la documentación del padre o el abuelo.
    Recuerdo que la prensa española reportó en febrero de 2009 que un médico cardiólogo de La Habana,nieto de un español que emigró a Cuba en 1906,había sido el primero en obtener el pasaporte español por la vía de la Ley de la Memoria Histórica.
    Me dí cuenta con exactitud de la dificultad de obtener la nacionalidad cuando acudí a la Embajada de España en La Habana para un trámite de mi amiga,y eso que como español no tuve que soportar la enorme cola que había…
    Además,si no amplían el plazo,este terminará al final de este año.
    Ánimos y saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s