Siguen las controversias.

La visita de Benedicto XVI ha suscitado una serie de controversias y de comentarios descalificativos, por una parte de la población. De hecho han sido vistos en distintos barrios de la ciudad carteles alusivos a dicha visita, garabateados y pintorreteados, cosa esta que no sucedió con Juan Pablo II, quien creó tantas expectativas de esperanza e hizo vibrar la Plaza con espontáneos gritos de libertad, que ni tan siquiera la presencia siempre temida, de los agentes de la seguridad allí infiltrados, hizo acallar.

Pienso que toda esta reacción ha sido motivada, por declaraciones del portavoz del Vaticano y de la Iglesia Católica en nuestro país, de que el Papa pensaba reunirse con Fidel (que ya no es jefe de Estado) y no así con las Damas de Blanco ni ningún otro representante de la emergente sociedad cívil cubana, debido a su apretada agenda.

Sin embargo, hoy estas opiniones empiezan un tanto a cambiar, debido a las últimas declaraciones de su Santidad, durante el trayecto de su viaje a México, cuando expresó que el comunismo, estaba demostrado que había sido un fracaso, y que solo la Iglesia podría ser capaz de llevar a Cuba a cambios no traumáticos. En esto estoy totalmente de acuerdo. Nadie desea para nuestro pueblo, cansado y desgastado por el padecimiento lento y diario de estos últimos cincuenta y dos años, una solución que implique traer más penas y desgracias de las que ya tenemos.

Pienso que la Iglesia tiene la oportunidad de jugar el rol que tan tímidamente ha venido desempeñando, y colocarse, de una vez por todas, al lado del sufrido pueblo cubano. Es la oportunidad que tiene la máxima jerarquía eclesiástica, de asumir el papel de Pastor de este disperso, dolido y escéptico rebaño, ayudándolo a encontrar y rescatar el verdadero camino, que no es otro que el de la libertad conculcada hace ya más de medio siglo.

Anuncios

5 pensamientos en “Siguen las controversias.

  1. Siempre opino con todo mi respeto, y desde la ignorancia de no vivir en Cuba.

    Creo, el pueblo cubano debiera aprovechar la visita papal para, OCUPAR LAS CALLES DE TODA CUBA..! y expresarse en consecuencia mostrándole a su santidad la realidad del pueblo cubano.

    laorejaenelruido.blogspot.com

    • Albers, lamentablemente, el miedo inducido, durante tantos años ha surtido efecto, sobretodo en los mas desposeidos, cuya principal funcion es la obtencion del alimento del dia que deberan llevar a la mesa, al igual que la inmensa mayoria de la poblacion.Ese es parte del proyecto macabro de la revolucion, tener entretenida a la gente en cosas tan basicas como la alimentacion, la vivienda y el transporte, todo ello en estado caotico. Gracias por comentar.

  2. Es cierto, el miedo paraliza todavía a los cubanos. Tampoco es probable que ocurra una protesta masiva desde una concentración, digamos, al estilo Rumanía contra Ceaucescu. Si algo se han preocupado de organizar bien las autoridades cubanas es precisamente las llamadas marchas y concentraciones, como esta del Papa, en la que incluso han parcelado cuidadosamente la Plaza Cívica para controlar mejor al rebaño y silenciar cualquier situación inesperada. La represión sigue siendo mayor que la indignación.

  3. El día que los exiliados paremos las remesas…ya verán como mas personas se “indignan” y con Papa o sin Papa se tiran a la calle; lo increíble es que quizás estamos manteniendo (con las mismísimas remesas) a muchos de los que se prestan para ayudar a parcelar la plaza…y reprimir al pueblo. Como dice un compatriota residente en Panamá: con la misma mano que levantan para mendigar a su enemigo ideológico, aplauden y saludan al tirano. Ayer me comentaba una compatriota residente en Miami que una sobrina que vive en Cuba (y está de visita por acá) le dijo que allá nadie conoce a Las Damas de Blanco; y le dije…claro que no las conocen…porque lo único que les interesa conocer es la dirección y el teléfono de los familiares en el exterior para pedirles $$$ y que le resuelvan todos sus problemas…En los tiempos que yo vivía en Cuba…..nosotros escuchábamos emisoras extranjeras para saber que pasaba-políticamente hablado-en el Mundo, seguramente me hubiera enterado, si estuviera todavía allá, por esa misma vía de las Damas de Blanco. Hoy a nadie-o a muchos-no les importa…que se preocupen los de Miami…..ellos solo se tienen que preocupar de recibir las remesas; esta sobrina vive pidiéndole a la tía DE TODO, ah…pero son revolucionarios. ¿Que les parece?
    ¿Saben por qué aquí afuera hay tantos” indignados”??? PORQUE NOSOTROS NO TENEMOS A NADIE A QUIEN PEDIRLE $$$$… lo único que podemos hacer es exigirle al gobierno de turno que arregle la situación….después de todo es, hasta cierto punto (o “desde muchos puntos”, su responsabilidad. Aunque suene triste decirlo, en Cuba hay 2 grupos que no le conviene que se caiga el Comunismo: los que tienen ALTOS PUESTOS en el gobierno que están viviendo BIEN a cuenta del pueblo; y los que RECIBEN REMESAS, que están viviendo a cuenta de la familia del exterior….y esos siguen o apoyando a la dictadura…o mirando al otro lado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s