¿Inspectores o depredadores?

Eran cerca de las diez de la mañana, el calor se hacía insoportable, la calle reverberaba reflejando el sol abrasador. El vendedor ambulante se refugiaba bajo uno de los árboles que adornan la calle Tulipán, para poder ofrecer sus ricos pasteles de guayaba, que el mismo confecciona y, por ende, le permite venderlos más baratos: un peso cada pastel.

Este señor tiene más de setenta años y, como su jubilación apenas le alcanza para cubrir sus necesidades básicas, sacó una licencia de vendedor ambulante.

Estaba rodeado de posibles clientes, cuando de pronto, se acerca una voluminosa señora y, dirigiéndose a él le dice: Soy supervisora estatal (inspectora) y llevo más de veinte minutos observándole por el reloj, y veo que usted no se ha movido del lugar en todo ese tiempo; por tanto debo ponerle una multa de doscientos cincuenta pesos, y no se me queje, porque es la mínima.

Los allí presentes protestaron ante tamaña injusticia, pero aún así la multa no le fue retirada.

Es cierto que la licencia que ampara este tipo de actividad, implica que el vendedor debe estar en movimiento, cosa esta que llevada, como en este caso, a extremos dificulta la venta misma, pero no es menos cierto, que esa señora inspectora, mostró carecer de sensatez y sensibilidad, pues pudo haber sido más flexible y haberle llamado la atención, apenas transcurrido los primeros cinco minutos para evitar el daño, pero no, ella estaba agazapada, como ave de rapiña hambrienta, para caer sobre su presa.

Esto es solamente uno de los tantos casos de abuso de poder, que a diario se suceden en esta ciudad y en este país. Este pude presenciarlo por haber ocurrido a solo unos bloques de mi casa. Es una vergüenza ver como, personas que carecen hasta de la más mínima educación, ostentan esa pequeña cuota de poder, que sin escrúpulos de ninguna índole, se placen en hacerla caer sobre sus semejantes, que están posiblemente tan o más obstinados que ellos mismos.

Anuncios

2 pensamientos en “¿Inspectores o depredadores?

  1. Esa señora inspectora solo tiene un nombre come mier….. , resulta desolador que entre los mismos cubanos no exista la mas mínima colaboración.

    Un saludo. Paco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s