Racismo a la inversa.

Foto del libro de O. Matussiere.

Me cuenta un amigo que trabaja en un lugar donde está muy bien informado, que tanto él como sus compañeros de trabajo, están desconcertados porque hay oficinas de Inmigración, donde solo trabajan personas de la raza negra y, que al esto llamarles la atención y averiguar al respecto, pudieron enterarse que por resolución, fue dada la orden, debido a que la tasa de afrocubanos en esas oficinas era muy baja. Ya esto sucedió hace algunos años con el partido comunista.

Como bien dijera Máximo Gómez al referirse a nosotros los cubanos, o no llegamos, o nos pasamos. Esto no es más que una nueva modalidad de racismo. Esta vez, afectando a los blancos, a los chinos y a los mulatos, que también son integrantes importantes de nuestra sociedad.

¿Hasta cuando vamos a seguir repitiendo los mismos errores? El ocupar o no un puesto de trabajo, debiera ser únicamente por la capacidad para realizar el contenido que este implique, nunca por el color de la piel del aspirante. Es vergonzoso que, a más de medio siglo de estar proclamando la igualdad, sigamos marcando este tipo de diferencias, que solo sirven para profundizar más la desigualdad.

Anuncios

Un pensamiento en “Racismo a la inversa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s