El embargo o el cuento de la buena pipa.

Revolución esMucho hemos conversado y discutido en estos días entre amigos sobre el famoso embargo: unos a favor del levantamiento y otros del mantenimiento del mismo.

Lo que sí parecemos haber olvidado todos, o casi todos, en estas conversaciones, es el verdadero origen de éste. La mala memoria o sus muchas décadas de vigencia,  a veces nos hacen perder las perspectivas del porqué de su imposición, por parte del gobierno de EEUU.

Culpamos muy frecuentemente al embargo como el responsable de todos nuestros males. A mi modo de ver no es así. Los verdaderos causantes de nuestros problemas somos nosotros mismos. Siempre resulta más fácil culpar a otro u otros, amén de que hemos tenido cinco décadas para  crear mecanismos que contrarresten los efectos del mismo, y no lo hemos hecho.

Lo que la gran mayoría de las personas,  desconoce, porque jamás en los medios se menciona, es que la imposición de esta medida se debió en su momento, a una respuesta del gobierno norteamericano, ante la intervención y apropiación de sus negocios y propiedades en la isla por “el gobierno revolucionario”,  sin compensación económica de ningún tipo, como también lo hicieran con los  bienes de miles de cubanos.

El embargo, sin dudas, con el devenir de los años, se ha ido aflojando o “reblandeciendo”, como le quieran llamar. Desde hace ya algunos años, a raíz de un fuerte huracán que causó muchos destrozos en casi todas las provincias cubanas, Estados Unidos  levantó las restricciones en cuanto a la venta de medicinas y alimentos, con el fin de ayudar  a la población de la isla, pero es de todos sabido que esos alimentos, en su gran mayoría están a la venta en las tiendas en moneda dura (CUC). También sucede con las medicinas, que se pueden obtener solamente  en algunas farmacias, en esa misma moneda,  que no es la percibida en salarios y jubilaciones por la población cubana. Igualmente se restableció el intercambio cultural, posteriormente suspendido a raíz del fusilamiento sumario de tres adolescentes, que trataron de llevarse una lancha en la bahía de La Habana hace una década. Actualmente ese intercambio está vigente.

Durante todos estos años, el gobierno de la isla no ha dado señales que demuestren el sincero deseo del  levantamiento del embargo,  pues como todos sabemos de sobra, en ocasiones donde se ha atisbado la posible anulación del mismo, el gobierno cubano ha respondido con acciones extremas, como la del derribo de los aviones de Hermanos al Rescate, dando a entender que el “bloqueo”, como se le conoce en las esferas oficialistas, no  es más que la hoja de parra con que cubre sus ineficientes políticas económicas.

Soy de la opinión que, para llegar a un acuerdo justo, ambas partes tienen que ir a la mesa de negociaciones con dos “maletines”: uno para dar y otro para recibir. Mientras no se haga así, este asunto seguirá interminablemente vigente como el viejo “cuento de la buena pipa”.

Anuncios

3 pensamientos en “El embargo o el cuento de la buena pipa.

  1. Es cierto que para concluir algun tipo de acuerdo ambos gob deber de hacer alguna que otra concesion. Pero como decia mi abuela, los dos son tan “picuos”, que dificilmente alguien quiera tener la humildad de dar el primer y el segundo paso.
    Mientras tanto seguiran pasando aguilas por el mar, y mientras tanto en Cuba seguiran enfrascados en hacer experimentos economicos que en ninguna otra parte del mundo han dado resultado. Por su parte quizas alguien este tratando de coleccionar los no tan antiguos sellos de permisos de salida, convencido que nuestros nietos, incredulos de nuestra historia, necesiten pruebas visuales para explicarse y explicar nuestra deplorable situacion.. Y como nunca se puede terminar de manera lugubre un parrafo, quizass el autor de “Venga la Esperanza” haya cambiado el pronostico de su llegada, esta vez para el 2020.

  2. Permítanme unas palabras.

    Viendo el panorama cubano del “embargo económico” y comparandolo por ejemplo con mi pais Republica Dominicana que “no lo tiene”, cual es la diferencia? Mi país con su “libertad” comercial está endeudado hasta los tuétanos con los que se creen dueños del mundo. El FMI dictando reglas opresoras que reducen los salarios a nada. Y qué decir de la delincuencia, la malversación de fondos públicos y una sistema de justicia que no funciona. ¿?

  3. Mirando el coche caballo de la foto recuerdo que en la era soviética es nunca se vió en Cuba ,sólo en Bayamo por tradición y ahora está en todo el pais.Es que China, Brazil y Venezuela juntas no conforman una URSS?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s