¿Quienes son los nuevos ricos?

Pintura de H. Catá

Leyendo en el diario Granma de hoy, un artículo escrito por el periodista de la Hoz, no pude menos que sonreír, ante el cinismo de lo allí expresado.

Este periodista toma como símbolos de lo que él llama “los nuevos ricos”, el uso y quizá la ostentación, en algunos casos, de cosas tan normales en otras sociedades, como llevar de merienda a la escuela un bocadito de queso y un refresco de cola, ó quizá portar un par de zapatillas de marca, como las que están en venta, en moneda dura en muchas tiendas de la ciudad, que indudablemente tienen mejor calidad y son más duraderas que la mayoría de las ofertadas a más bajos precios también en CUC, pero de pésima calidad. Entiendo que todo padre que puede, o hace un sacrificio, trata de comprar las más duraderas, cuya marca no es un simple adorno, sino que por supuesto, responde a una determinada calidad.

Este comunicador parece haber olvidado, que hace unos cuantos años atrás, los únicos que llevaban a las escuelas buenas meriendas, iban en auto con chofer y llevaban mochila y ropas de marca extranjera, eran precisamente los hijos de los dirigentes a quienes el pueblo llamaba “los hijitos de papá”. Vivo en un barrio, Nuevo Vedado, donde siempre he estado rodeada de estos muchachos, cuando mis hijos iban a las mismas escuelas que ellos, pero no disfrutaban de ninguno de esos privilegios, y me veía siempre en el deber de explicarles el por qué de esta situación, que finalmente ellos tampoco entendían.

Aun la recuerdo la cara de estupor de mi hijo el mayor, cuando siendo un adolescente, llegó a casa un día muy asombrado, porque en su escuela había oído los cuentos de la fiesta de quince de la hija de un comandante que había cerrado la calle, traído al órgano oriental y llenado de flores la piscina de su casa, además del tremendo bufet repartido por los muchachitos del servicio militar quienes fungían como camareros. Esto sucedió en pleno período especial. Como este, son unos cuantos los ejemplos de fiestas similares en el barrio, y casualmente todas eran en casas de altos dirigentes. Los mismos que posteriormente se mudaron para Miramar y Siboney para ser más discretos.

Volviendo a la merienda escolar, la misma es casi inexistente, muy pobre y de tan pésima calidad que es inconcebible pensar que pueda sustituir un almuerzo como se pretendió al establecerla. Es por ello que muchos padres, la mayoría, se sacrifican y hacen verdaderos malabares, para conseguir que sus hijos lleven una merienda “decente”, consistente en un bocadito de jamón y queso y un refresco. No tiene por qué el periodista en cuestión decir que este privilegio sea solamente de aquellos padres que tienen negocios privados: la familia entera colabora en este empeño.

Precisamente, si hemos llegado a la ostentación indebida e indiscriminada de estos mal llamados símbolos del poder ha sido debido a los malos ejemplos de los que el ciudadano de a pie fue espectador y no partícipe. Lo que sí tenemos que tener en cuenta ahora es, que éstos de hoy, salen del bolsillo de padres trabajadores, cuentapropistas, artistas, deportistas, etcétera y no de los bolsillos del pueblo como salían los antes mencionados. También sería bueno aclarar que si pagaran salarios decorosos que se ajustaran al nivel del costo de la vida, y el país produjera riquezas, todos tendrían las mismas oportunidades de mejorar no solo la merienda de sus hijos en las escuelas, sino la calidad de vida de la familia, y por ende de toda la sociedad.

Anuncios

3 pensamientos en “¿Quienes son los nuevos ricos?

  1. No recuerdo el nombre de la publicación en que fue echa, si que era del Sr. Martín Guevara, (Espero no me insulte como hace la mayoría cuando lo nombro o digo que soy Argentino) cuenta que cuando viajo a Cuba, se encontró con un montón de privilegios y lujos por parte de los funcionarios del régimen que contrastaba con la prodiga de austeridad que hacia la revolución en ese momento.

  2. Lo asombroso de ese articulo en el Granma, es que da la impresion que una merienda consistente en un pan con jamon y queso, y un refresco de Cola es simbolo de aburgesamiento. Es tanta nuestra miseria?
    La sociedad igualitarista que trataron de imponer al pueblo, y de a cual sus dirigentes siempres estuvieron exentos, demostroo que no lleva a nada. Si hoy hay la falta de solidaridad que expresa el presidente es causa que despues de 20 anhos del “salvense quien pueda” conocido cientificamente como periodo especial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s