Ruta 27:¿ reses u ovejas?

El calor estaba de muerte, la parada de la ruta 27 colmada de público, por lo que se podía concluir que hacía mucho no pasaba una sola guagua. Preguntando a uno de los allí presentes, me comentó que llevaba esperando más de una hora.

No habían transcurrido cinco minutos de llegar a la parada, cuando de lejos vi asomar la anhelada “guagua fantasma”. Todos corrimos hacia ella, pues adivinamos las intenciones del chofer de no parar donde debía, cosa ésta ya habitual. Entre empujones, protestas y frases groseras logré subirme en el estribo, justo en ese momento me quedé desconcertada, porque la dificultad para entrar en ella era superior a la que ya conocía. Segura estoy que no he engordado -me dije a mi misma, entonces cogí mi bolso, que llevaba como de costumbre colgado en mi hombro, y lo coloqué delante de mí. En ese instante me percaté, que la estrechez para acceder se debía a que habían colocado a ambos lados de los dos escalones de entrada, que te dan acceso a las “entrañas del monstruo”, unos tubos de hierro, como los que se ponen en los corrales para guiar las reses hacia el matadero.

Dirigiéndome al chofer, que en esos momentos dejó el volante y, parado al lado de la alcancía, intentaba cobrar, protesté en voz alta para que me escuchara, ya que los de atrás me empujaban groseramente, temiendo quedarse: El que diseñó este artefacto -dije, pensó que los pasajeros éramos reses que íbamos al matadero, sin darse cuenta que ya aquí no hay reses, sino solo ovejas. Nadie ripostó, todos siguieron empujando y dando codazos, hasta que finalmente, apretujándose, lograron subir. Entonces el chofer cerró las puertas y partió a toda velocidad, para dar un espantoso frenazo dos cuadras después, ante la luz roja del semáforo de la calle Paseo que nos sacudió a todos, nos revolvió y cuando arrancó de nuevo, nos repartimos dentro del bus como fichas de dominó.

El “cerebro” que diseñó estos horrendos artefactos ortopédicos, que no son más que barreras tecnológicas, no tuvo en cuenta para nada la seguridad de los pasajeros, pues de haber un accidente o un fuego, los mismos tendrían gran dificultad para ser evacuados. Tampoco consideraron la incomodidad de las personas minusválidas que tienen que usar muletas, o las muy gruesas que apenas logran, sin lastimarse, intentar subir al ómnibus, o las que viajan con niños en brazos. Si el objetivo es asegurar que el ciudadano pague el pasaje, la solución debiera ser la venta previa de tickets, lo que además evitaría que el chofer se apropiara del (vuelto) cambio correspondiente. Esta es otra dificultad sin resolverse, pues cuando usted paga con un peso (escasea el menudo), el viaje que cuesta cuarenta centavos, el chofer se queda siempre con el resto.

Cada día que pasa recibimos el peor de los tratos en los servicios públicos, pero como la mayoría lo aceptamos dócil y calladamente, las autoridades se han llegado a creer, que realmente somos animales y como tal nos tratan.

Anuncios

2 pensamientos en “Ruta 27:¿ reses u ovejas?

  1. yo vivi todas esas calamidades en el tristemente celebre servicio de transporte publico en cuba,nada que envidiar a los de africa ,india y otros lugares,estamos en fuerte competencia,claro creo que el nuestro es algo mas sofisticado o sutil,recuerdo en los 90 cuando un amarillo paro un transporte que llevaba cerdos ,yo estaba en el pueblo de bauta camino al cerro y esa fue mi unica opcion ,me dejaron en la lisa ,donde finalmente pude coger la 61 ,apestando a cerdo y llegar a mi destino ansiando un buen bano,y oh sorpresa!!! ,habia apagon y no habia entrado agua a la cisterna, y de la cena se podran imaginar,huevo hervido y un poco de arroz,todo hervido ,no por conservar el colesterol bajo ,sino por la ausencia de aceite

  2. Eso sucede cuando las personas no tienen otra occión es lo que en economía se denomina mercado cautivo es una de las tantas fases por las que tiene que pasar un cubano hasta que él mismo se libere o venga un extranjero y lo libere.Como se puede ver en la imagen hay un joven estudiante ,ese joven terminará sus estudios y en la primera oprtunidad que tega despega del pais, pero primero debe de pasar por esa fase de preparación donde recibe instrucción ,pero que debe de transportarse de esa forma ya que no tiene posibilidades de un Auto privado ni de dinero para taxis .El mercado cautivo convierte a las personas en ovejas pero no siempre definitivamente ya que muchos esperan la oprtunidad de liberarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s