¿Duelo o toque de queda?

El sábado 26 de noviembre del presente año sonó mi teléfono casi a las dos de la madrugada, lo tomé asustada, pues por lo regular a esas horas se esperan malas noticias, en realidad no fue así, era una amiga para informarme de la muerte de Fidel. Eso me tranquilizó, pues teniendo a mi familia fuera de Cuba, pensé lo peor.

La noticia no me produjo ningún tipo de sentimiento: ni lástima ni alegría. Era algo que ya se estaba esperando y que muchos deseábamos acabara de ocurrir.

Me sorprendió, eso sí, que Raúl diera tan rápido conocimiento público del suceso. Siempre pensamos que era algo que se nos ocultaría por un tiempo, y que nos enteraríamos por los parientes y amigos que están fuera del país. Pero las redes sociales y el impacto inmediato que estas ocasionan, pienso, fue lo que hizo reaccionar así al actual presidente.

Han decretado un duelo nacional de nueve días, algo a mi entender bastante exagerado. Dicen que para que todos puedan despedirse y rendir tributo ante sus cenizas. Estoy convencida que la mayoría de los que acudirán a hacerlo, no irán espontáneamente, sino que serán llevados al lugar por la UJC, la Universidad, la CTC, la FMC, los CDR y todas las demás organizaciones de masas gubernamentales, con que cuenta el país y están bajo la dirección del gobierno, aunque éste declare públicamente que no lo son, lo cual es totalmente falso.

La televisión tiene todos los canales en cadena, con programas que transmiten solo imágenes del desaparecido, enalteciendo la personalidad de un líder que falleció en pleno declive. Únicamente se muestran sus episodios “exitosos”. No existe un solo programa infantil dedicado a nuestros niños, por lo que están obligados también a guardar un luto impuesto.

Han prohibido todos los espectáculos públicos y culturales. Se suspendió el tan anunciado y único concierto del tenor español Plácido Domingo, el cual viajó a nuestro país trayendo consigo a más de 500 invitados, lo cual se debe haber convertido para él en un “desconcierto”. También se ha prohibido la venta de bebidas alcohólicas en los restaurantes gubernamentales y privados, así como en todas las tiendas del país.

Tengo conocimiento de que están visitando los locales de alquiler de habitaciones privados, para averiguar si, entre los huéspedes, hay algún inquilino periodista.

La ciudad está prácticamente desierta en las noches. Esto, en realidad, ¿es un duelo, o un toque de queda? Saque usted sus propias conclusiones.

Anuncios

5 pensamientos en “¿Duelo o toque de queda?

  1. Eso me pasó a mi. un sentimiento agridulce. por un lado valoro positivamente los primeros años de la revolución y detesto los muchos años de dictadura.
    Todos los gobiernos que permanecen tantos años sin elecciones democráticas con todas las oportunidades iguales para los ciudadanos terminan gobernando contra el pueblo al que dicen defender, y eso les pasó a los Castro y sus secuaces.
    Deseo que como en España muerto el dictador entren aires de libertad para el pueblo Cubano.

  2. yo realmente lo que senti fue alivio,aunque no tengo muchas esperanzas de que la desaparicion del guia de la manada de los dinosaurios traiga cambios,ellos lo dejaron todo bien amarrado para darle continuidad a su dinastia,por el momento tienen al pueblo castigado con ese duelo impuesto de 9 dias que me imagino debe ser alucinante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s