Primera huelga tangible de brazos caídos

A consecuencia de las nuevas regulaciones burocráticas respecto a los trayectos de taxis colectivos, se ha producido la primera huelga de brazos caídos tangible. Desde luego, que este tipo de huelga existe hace ya muchos años en nuestro país, debido a los miserables salarios percibidos por los trabajadores del sector burocrático y de servicios. El lema principal ha sido: “el gobierno se hace el que nos paga y nosotros nos hacemos los que trabajamos”.

La más conocida de este tipo de huelga ha sido la de los llamados boteros (autos de los años 40 y 50) convertidos en taxis. Al regularle los precios según los tramos establecidos por la burocracia cubana, los choferes de los mismos se han negado a recoger pasaje en los tramos cortos que se han fijado en 5.00 pesos, de la llamada moneda nacional. No es rentable para un chofer que paga una alta tarifa al estado por su licencia, dar una carrera corta por 5.00 pesos, pues esos le vienen representando unos 0.25 CUC, que no les sirve en absoluto para cubrir los altos precios de la gasolina o el petróleo utilizado, sin contar que, cuando un auto frena, gasta gomas, batería, le tiran las puertas los clientes que se suben o bajan del mismo y, al arrancar, consume más combustible. Una goma de automóvil en este país cuesta aproximadamente 160.00 CUC, algo similar es el precio de un acumulador y las bujías se venden a casi 3.00 CUC cada una, por solo mencionar algunas piezas.

Estos boteros estaban resolviendo en parte el gran problema del transporte urbano. Al aplicárseles estas nuevas regulaciones, el resultado ha sido el incremento del número de usuarios en los ómnibus, teniendo como resultado el empeoramiento del transporte.

¿Por qué esos mismos burócratas, que dicen haber aplicado estas regulaciones para proteger el bolsillo de los ciudadanos de a pie, no se dedicaron a rebajar los altísimos precios de la comida en moneda nacional y, sobre todo, la que se vende en moneda convertible? Obviamente, ellos tienen garantizado por el Estado auto, gasolina y piezas de repuesto y no sienten en su propia carne las necesidades y problemas que sufre la población cubana.

En definitiva, el botero no te obliga a ser su cliente, quien en realidad te obliga es el Estado, que no ha atendido ni resuelto en todos estos años los grandes problemas del transporte en nuestro país.

Anuncios

Un pensamiento en “Primera huelga tangible de brazos caídos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s