Ya no hay marcha atrás

Ya no hay marcha atrás.

Soy de las personas que piensan que la brecha abierta por el gobierno de EEUU en el amurallado régimen de los Castro, por ínfima que sea en un principio, nadie podrá evitar que cada vez se ensanche más, hasta que termine por derribar el gran muro ideológico impuesto por el régimen totalitario de la isla durante cincuenta y seis años.

El restablecimiento de relaciones con el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, que quedará oficialmente instituido este 14 de agosto, ha traído un rayito de esperanza al sufrido y sometido pueblo cubano

Comprendo perfectamente a aquellas personas que están muy dolidas y rechazan esta apertura, porque no sólo les arrancaron sus bienes materiales y los separaron de sus familias obligándolos al exilio indeseado; pero también entiendo a esa gran mayoría de la población cubana que ha envejecido o muerto esperando un cambio.

Aunque no lo parezca, de un tiempo a esta parte el pueblo que ha permanecido en la isla, ha comenzado a mostrar su inconformidad de una manera sutil y pacífica, desafiando al gobierno al usar símbolos norteamericanos en sus ropas, accesorios, autos y vehículos de trabajo propio, portando en éstos la bandera de las barras y las estrellas.

En su fuero interno, aunque frente a un micrófono, se les salga el policía que llevan dentro, la inmensa mayoría de la población, viene deseando en silencio este primer contacto con el país vecino del cual le han estado hablando oprobios propagandizando un sentimiento de odio enfermizo.

En cuanto a nosotros, los disidentes y libre pensadores, que hemos puesto rostro a nuestras protestas en la isla, pienso que ha sido un desencanto la forma en que se han llevado a cabo, estos encuentros entre gobiernos. No obstante, entiendo que se ha dado un importante primer paso y que ya no habrá marcha atrás.

El cliente es delincuente

Uno de los problemas más molestos en nuestro país, en lo que a servicios y trato al público se refiere, es la humillación a la que somos sometidos a diario todos los posibles clientes, sobre todo nosotras las mujeres, que nos vemos obligadas diariamente a dejar nuestros bolsos con todas nuestras pertenencias privadas, en unas casillas habilitadas al efecto, ubicadas a la entrada de todas las tiendas y establecimientos, a pesar de que muchas de éstas carecen de seguridad, y se han dado algunos casos de robos, sin indemnización alguna al afectado.

Mi amiga entró hace unos días en un departamento de zapatería, que está situado prácticamente fuera del complejo de tiendas de 5ta y 42, en Miramar, al cual pertenece. Dada esta característica, y que ella solamente estaba en busca de calzado, entró al mismo con su bolso. En cuanto la empleada la detectó, le dijo que tenía que salir y dejarlo en las casillas. Mi amiga le respondió, que no entendía que fuera necesario, pues allí solamente estaban expuestos al público un solo zapato de cada numeración y modelo, y que ella, como saltaba a la vista, tenía dos piernas y dos pies. Ante la insistencia de la empleada, ella solicitó la presencia del jefe del departamento, para exponerle la situación.

Vino el jefe y mi amiga, tratando de hacerlo razonar, le manifestó el mismo razonamiento que a la empleada, contestándole éste, con una lógica “muy a lo socialista”, que ellos estaban conscientes que cualquiera podía robarse un zapato, aunque fuera de un determinado color, modelo y numeración, porque después iban a otras tiendas a buscar otro que coincidiera, que también estaría en exposición, con iguales características pero del otro pie, hasta poder completar un par. ¡Algo totalmente inverosímil!

Mi amiga quedó tan perpleja con dicha explicación, que decidió salir de inmediato de la tienda, por temor a contagiarse con el virus de la idiotez, tan común en estos lugares. Pero antes de hacerlo le dejó dicho, a la empleada y al jefe, que ella, como muchos, sabían que, lamentablemente, la mayoría de los robos y faltantes se producían justamente desde adentro.

Antiguamente, en la etapa capitalista, existía una frase que se hizo famosa, precisamente por su buen ejercicio: “El cliente siempre tiene la razón”. Ahora, en el socialismo, lamentablemente, el cliente es tratado como un posible delincuente.

__________ Información de ESET NOD32 Antivirus, versión de la base de firmas de virus 10424 (20140916) __________

ESET NOD32 Antivirus ha comprobado este mensaje.

http://www.eset.com

El cordón umbilical.

La mayoría de los emigrantes cubanos, de estas últimas tres décadas, parecen marcharse con restos del cordón umbilical pendiéndoles del cuerpo.

Apenas llegan, ya sea como pies secos, mojados, en balsa o avión, y hacen de inmediato las primeras gestiones para asentarse, comienzan a pedir a sus familiares que quedaron en la isla, medicinas, salsa de tomate Vita Nova, vino seco y otras tonterías. No acaban de interiorizar que han llegado a otro país, el cual ellos mismos escogieron para iniciar una nueva vida, y pretenden seguir dependiendo de sus familiares y amigos con escasos recursos, los cuales dejaron atrás.

Tampoco han pensado en aquellos primeros emigrantes de los años sesenta y setenta, que se vieron obligados a meter toda su vida en una maleta, y comenzar de cero a abrirse paso, solos, sin contacto con los que dejaron atrás, época ésta en que estaba absolutamente prohibido tener cualquier tipo de contacto con los que decidían vivir en un país donde se hablaba otro idioma.

Los emigrantes de ahora parecen olvidar que aquí las medicinas son escasas y que además, si las encuentras, tienes que pagarlas en CUC en el mercado negro al que las tenga, o adquirirlas, en moneda dura, en las pocas farmacias que existen en la ciudad, a precios altísimos. Creo que sería muy conveniente para todos, que asumieran con responsabilidad y valentía las decisiones tomadas, y se desprendieran de los restos de ese apéndice al que aún permanecen atados, que les limita el crecimiento.

.

__________ Información de ESET NOD32 Antivirus, versión de la base de firmas de virus 10424 (20140916) __________

ESET NOD32 Antivirus ha comprobado este mensaje.

http://www.eset.com

Adiós a Pepe

¡No digas que no me oíste!

¡No digas que no me viste!

¡Aquí estoy yo!

¡Entamálate!

Ver a aquel hombre sexagenario empujando su carrito, por todo este lindo reparto lleno de lomas, desde la Calzada de Boyeros hasta la Calle 23, cubriendo su cabeza con un gran sombrero de guano para protegerse de las inclemencias de nuestro ardiente sol, despertaba mi admiración.

En cierta ocasión, al verlo tan contento en plena faena, lo interrogué, y me respondió con cara de felicidad:” ¡Al fin mis tamales se han hecho internacionales!”

“Vino un cubano de Miami -me dijo- y me compró 50 tamales (uno por cada estrella) para llevárselos congelados”. “Te vas a hacer famoso Pepe, aunque ya eres el mejor del Nuevo Vedado”- le dije. “Soy el único”- me contestó. El sábado temprano supe por un vecino que Pepe acababa de morir, debido a un infarto.

Ya nunca más escucharemos su simpático pregón. Él representaba a una de aquellas estampas callejeras que tanto ilustraron épocas lejanas, y que todavía recordarlas, nos llena de nostalgia a los de aquí y a los de allá.

La salvia, sus cualidades.

Esta planta es originaria de la región Mediterránea. Su nombre proviene del término latín “salvare” que significa curar. En ingles se conoce con el nombre de sage. A pesar de que tiene múltiples usos, su fama le viene dada sobre todo como hierba culinaria. También ha sido utilizada durante miles de años como medicamento.

Es una planta aromática perteneciente a la familia de las labiadas (lamiaceae). Crecen en forma de arbustos de unos 30-40 centímetros de altura y se cultivan en campos, huertos o jardines. Sus hojas son de un aterciopelado gris verdoso, posee unas atractivas flores de color lila, morado o verde. Necesita tierra rica, buen drenaje y sol.

Sus agentes activos están distribuidos por toda la planta, por lo que su hojas, tallos y flores son utilizables. Con sus hojas frescas se pueden hacer tinturas para hacer gárgaras. Los aceites esenciales de la salvia incluyen tuya, alcanfor y eucaliptol. También contiene componentes amargos como el tanino (ácido rosmarínico) , flavonoides y sustancias que producen un efecto antisudoral y estrogénico.

Se utiliza con frecuencia para las infecciones respiratorias, congestión nasal, tos, amigdalitis y como un eficaz anti inflamatorio. Es estimulante del apetito (ingerida como infusión), alivia la indigestión y tiene un efecto beneficioso sobre el hígado, alivia los problemas del tracto urinario (sistitis), y en algunas mujeres alivia los malestares de la menopausia.

Dato curioso:

Cuando se cepille los dientes, añada hojas de salvia molidas al dentífrico. La salvia que es un antiséptico poderoso, ayuda a eliminar la placa bacteriana y actúa como desinfectante y fortalece las encías que sangran.

Tips:

Se le recomienda a todas aquellas personas que les cuesta trabajo conciliar el sueño, confeccionarse una pequeña almohada rellenada con hojas secas de salvia, y colocarla en la base de la cabeza a la hora de dormir, para obtener un sueño reparador.

Si no posee un jardín, donde sería indispensable uno de estos arbustos, se sugiere preparar un gran tiesto o maceta, con piedra de carbón vegetal en la base interior para obtener un buen drenaje y rellenarla con tierra enriquecida para sembrar esta planta, colocándola en un lugar soleado. Por sus características constituye además un buen ornamento.

A Dios rogando y con el mazo dando

Siguen las conversaciones y los acercamientos plagados de enormes pausas, con “nuestro vecino de enfrente”. Para el conocimiento de todos los cubanos, o sea, el pueblo, esto comenzó en una fecha muy significativa en nuestro calendario religioso, el 17 de diciembre del pasado año, día de San Lázaro, pero pienso y creo no equivocarme, en realidad comenzó mucho antes.

El gobierno cubano no ha sido nada moderado ni en su lenguaje interno para nosotros y sus acólitos, ni en las exageradas peticiones de indemnizaciones que hace al gobierno de los EEUU, a cambio de prácticamente nada en reciprocidad. ¿Y quién, si no el propio gobierno de la isla, va a indemnizar al pueblo de Cuba de estos 56 años de expropiaciones, intervenciones, ocupaciones de inmuebles, deterioro del país y separación familiar, sin contar la cantidad de muertos que yacen en las profundidades del Estrecho de la Florida, por tratar de escapar de la isla en precarias embarcaciones, durante casi cinco décadas de prohibición de emigrar por las vías seguras?

Mientras el gobierno cubano no se decida a pasar la página en determinadas cuestiones, y dejar de seguir empleando ese lenguaje agresivo contra EEUU en los Medios, la lentitud seguirá marcando el camino de la oficialidad, sin tener en cuenta que el que de verdad tiene prisa y mucha, es el pueblo cubano, que ha aguantado penurias, escaseces de todo tipo y golpizas, como las que le siguen propinando a la disidencia pacífica cubana, siendo el ejemplo más reciente de estas prácticas, el del pasado domingo cuando Antonio Rodiles se dirigía solo y tranquilo hacia la iglesia de Santa Rita, Miramar, para reunirse con las Damas de Blanco y ofrecerles su apoyo moral.

Lo prohibido es lo que gusta

Recorriendo las calles habaneras, resulta curioso observar la profusión de símbolos norteamericanos en ropas, banderas, calcomanías, bolsos, etcétera.

Hace poco, al pasar por la inmediaciones del cine Yara, en El Vedado, observé con cierto asombro un carrito de venta de granizado, a los que por cierto no les permiten estacionarse más de un minuto, tienen que estar en constante movimiento o les ponen una multa, cosa estúpida ésta, pues los clientes tienen que ir detrás del vendedor. El mismo llevaba par de banderas norteamericanas de considerable tamaño, a ambos lados delanteros. Lástima que no llevaba cámara para plasmar esta imagen.

Los jóvenes de ambos sexos usan con frecuencia camisetas, licras y shorts con el diseño de esta bandera, hasta los bebitos son ataviados con ropitas decoradas con la bandera de las barras y las estrellas, que por cierto, goza de un diseño bien atractivo.

Nuestros Medios no se cansan de resaltar puntuales noticias criticando y hasta desinformando para confundir a la población cubana, sobre sucesos ocurridos en EEUU, que muchas veces tienen similitudes con otros protagonizados en nuestro patio y que, sin embargo, callan. No obstante ese “odio inducido” durante todos estos años contra ese país, con el que ahora el gobierno quiere restablecer relaciones, porque está económicamente “con la soga al cuello”, lo único que ha logrado con toda esta negativa propaganda es un resultado totalmente contrario, pues cada vez son más las personas de todas las edades, sobre todo los jóvenes, que prefieren arriesgar su vida, cruzando el estrecho de la Florida en precarias embarcaciones, para abandonar el país. Asimismo cada vez es más creciente el número de médicos cubanos que utilizan las misiones en otros países para usarlos de trampolín hacia Estados Unidos. También siguen este camino los hijos y familiares de altos dirigentes, que realizan el viaje a ese mismo destino, pero en aviones, demostrando una vez más que lo prohibido es lo que más gusta.

.

http://www.eset.com