El arte de la tolerancia.

habana Vieja Enero 2015 004 habana Vieja Enero 2015 010 habana Vieja Enero 2015 015El arte de la tolerancia.
En la Plaza de San Francisco, en el Casco Histórico de la Habana Vieja, se encuentra emplazada una gran instalación de arte itinerante, United Buddy Bear, conformada por enormes osos que rodean toda la plaza, representando cada uno a un país del hemisferio, decorados por artistas nacionales. El que nos representa es obra de la pintora Nancy Torres.
La exposición es como un grito, como un canto a la tolerancia, que ha captado la atención del público cubano y turistas que, a veces, hasta hacen fila para fotografiarse delante de sus osos favoritos, sobre todo el de Cuba y el de Estados Unidos, quizá debido al momento histórico que estamos viviendo.
Además de los hermosos exponentes multicolores, existe en dicha plaza una bella escultura en bronce, emplazada recientemente a la entrada de la Lonja del Comercio, con un muy sugerente título: La Conversación, donada por su escultor, el artista Vittorio Perotta.
Llamaron igualmente mi atención las labores de restauración de este entorno y de la zona de los muelles, emprendidas por la oficina del Historiador de la ciudad, así como la siembra en enormes maceteros con iluminación, de palmeras datileras, que añaden al lugar un toque de frescura y elegancia. Al ver esto, no pude evitar que en mi mente se albergara el siguiente pensamiento: “Cuando toda esta pesadilla de cincuenta y seis años de destrucción termine, el único de la estructura gubernamental que habrá que sacar de la lista negra será a Eusebio Leal”.

En peligro de derrumbe.

Edificio Elisa 2

Fotos del techo del pasillo principal y los pretiles de la azotea.

 

Edificio Elisa 5  Edificio Elisa 6En la calle 41 Nro.885, entre Avenida 26 y Conill B, Nuevo Vedado, existe y se mantiene en estática milagrosa, un hermoso edificio construido en la segunda mitad de los años cincuenta, de 6 pisos y 17 apartamentos, habitados todos por familias. En estos momentos el inmueble está en estado de abandono, pese a las innumerables gestiones que han hecho en las distintas instancias del Poder Popular, algunos de sus vecinos más preocupados. Hasta la fecha lo único logrado ha sido una adulterada pintura en la fachada y en pasillos y áreas comunes. Todo esto, por supuesto, es de total conocimiento de la delegada de la circunscripción, quien parece carecer del poder para facilitar la solución de este problema.
Los pretiles de la azotea están en tal mal estado, que ofrecen peligro de derrumbe, lo que hace que los conocedores de esta situación, transiten por la acera de enfrente, por temor a ser víctimas de su inminente caída, pero los que la desconocen caminan confiadamente por dicha acera.
Podemos agregar a éste otros muchos deterioros, debido a la desidia gubernamental, ya que los ocupantes de los apartamentos son propietarios de éstos, pero no así del inmueble, que sigue siendo propiedad estatal. Los vecinos, por supuesto, no cuentan con salarios ni con jubilaciones que les permitan solventar los gastos de mantenimiento, ya que la mayoría de los materiales necesarios para el mismo, solo se pueden adquirir en moneda dura (CUC).
Además, debido a la insuficiente entrada de agua y al incremento de los delitos, los vecinos se han visto obligados a agregar al inmueble un peso no calculado por arquitectos e ingenieros en la época de su construcción, instalando pesados tanques individuales por apartamentos de acero níquel y rejas para protección.
Los cuatro enormes tanques de agua originales del edificio carecen de tapas desde hace unos veinte años, incidiendo esta otra situación en la salud de las familias convivientes. También existe un vecino que, buscando ampliarse, ha construido en los pasillos que son áreas sanitarias del inmueble, sin que ninguna autoridad competente se lo haya impedido.
Todas estas situaciones son del conocimiento, repito, de la delegada de la circunscripción y de la UMIV (Unidad Municipal Inversionista de Vivienda), así como del Poder Popular de Plaza, cuyo presidente es vecino del barrio.

Circo de barrio.

Diciembre siempre ha sido durante décadas mes de circos, pero, en los regímenes fracasados económicamente, el circo siempre está presente: ¨A falta de pan, circo¨, reza un viejo refrán.

Los principales protagonistas, este fin de año, han sido los desabastecidos agromercados que, cerrando sus puertas, han dado paso a improvisadas ferias donde, en vez de viandas, han abundado policías.

Ayer lunes, cuando me dirigía a un turno de Internet, tomé el ómnibus P3, en la parada de 26 y 41, la más cercana a mi casa. Apenas había superado el tramo de dos paradas, todos los pasajeros que viajábamos hacia Playa, tuvimos que abandonar el transporte en 26 y 25, pues esta ruta estaba desviada, debido a una feria agrícola que se estaba efectuando en las calles 24 y 17, al costado del agro sito en ese lugar, que por supuesto estaba vacío y cerrado.

Tres camiones cargados de boniatos, plátanos y tomates eran la fabulosa oferta de feria. Una cola de ingenuos compradores aguardaba turno entre charcos de aguas albañales, escuálidos perros callejeros y más agentes del orden.

Una amiga y yo, debido a este absurdo desvío de la única vía de comunicación, regresábamos en la tarde, caminando desde el recién restaurado puente de hierro, en busca de la parada del P3 para llegar a nuestro barrio. Cuál no sería nuestra sorpresa, al comprobar que todavía estaba vigente el desvío de la mañana, lo cual nos obligó a seguir andando a pie hasta nuestras respectivas casas en el Nuevo Vedado.

Al pasar cerca de los camiones que ofertaban los productos agrícolas, escuché el siguiente comentario: ¡Tanto aspaviento y el tomate está más caro que en el Agro!

__________ Información de ESET NOD32 Antivirus, versión de la base de firmas de virus 10424 (20140916) __________

ESET NOD32 Antivirus ha comprobado este mensaje.

http://www.eset.com

Tergiversaciones vergonzosas.

La gran noticia para todos los cubanos, sin lugar a dudas, ha sido la del restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos de Norteamérica, soñada por más de tres generaciones en nuestra isla cautiva, aunque fuera y dentro de ella tenga opositores entre algunos compatriotas. La otra, la de la liberación de los tres espías de la Red Avispa que, por negarse a colaborar con las autoridades norteamericanas, pasaron a ser convertidos por obra y gracia del gobierno cubano en “héroes anti terroristas”, aún después de éstos haber asumido ante los tribunales su condición de espías, resulta una cuestión secundaria, aunque haya tenido un alto costo económico para nuestro país en gastos de abogados, propaganda y viajes de familiares.
Desde luego, la inmensa mayoría de los cubanos, sin acceso a Internet ni a ningún otro medio informativo como no sea la televisión cubana o la Tele Sur venezolana (más de lo mismo), ha asumido sumisamente como verdadero lo que la propaganda gubernamental les ha hecho creer, ya que las prioridades de este sufrido pueblo son la comida y sobrevivir el día a día. Otros, que se desenvuelven en los medios oficiales, lo aceptan, ante el temor de ser cuestionados políticamente.
Lo cierto es que, si te mueves por las calles habaneras (en mi caso), oyes disímiles muestras de alegría jocosa, que dejan entrever el verdadero sentir de los de a pie. Los comentarios, sobre todo los de la juventud (sin un micrófono oficial ante sus narices), son soñar con un futuro mejor: “pronto tendremos Internet, volverán los viajes en ferry, habrá Mac Donald´s donde quiera, ahora podremos ir a la “yuma” sin necesidad de poner en peligro nuestras vidas, y otros más”. Sin embargo, algunos viejos recalcitrantes, pertenecientes a los CDR, solo comentan el regreso de los tres espías, planteándolo como un triunfo de Cuba frente a EEUU, porque ignoran que no fue más que un trueque de tres espías por cincuenta y tres prisioneros de interés norteamericano. Aquí estos detalles se desconocen.
En ello influye que la televisión oficial (la única), evidentemente por órdenes superiores, coloca en un primer plano de importancia el regreso de Gerardo, Ramón y Antonio que, por cierto, se ven saludables, bien alimentados y en magnífico estado físico, algo muy diferente de las terribles historias sobre maltratos, condiciones infrahumanas y otras falsedades propagadas oficialmente durante su estancia en prisión, y al de Alan Gros, quien fue entregado anémico, con pérdida de visión y sin algunos dientes. Recuerden que una imagen vale más que mil palabras. Lo cierto es, que le siguen mintiendo y manipulando información al pueblo cubano inescrupulosamente los medios masivos de comunicación, lo que evidencia que en nuestro país no hay aún libertad de prensa.
Ahora como nunca antes, la sociedad civil y los diferentes grupos opositores debemos priorizar este importante acontecimiento, dejando a un lado nuestras diferencias personales para, juntos, seguir presionando al régimen, a fin de que todos ocupemos un espacio en la nueva etapa que se avecina y nuestras voces sean finalmente escuchadas. Es bueno recordar que siempre que se efectúan negociaciones, de cualquier tipo, hay que ir con dos maletas: una para dar y otra para recibir.

La primera medida inteligente.

Dos banderasEn estos ocho años transcurridos desde que Raúl Castro fuera designado por su hermano como su sucesor, para asumir el gobierno del país, este 17 de diciembre, fecha hasta ahora sólo de trascendencia religiosa para el pueblo cubano, pasará a la historia de nuestra isla como el hecho más trascendental de estos últimos cincuenta años, por el anuncio público del restablecimiento de relaciones diplomáticas con los EEUU.
Las anteriores medidas tomadas por él como presidente, como la apertura para viajar, vender y comprar viviendas y automóviles, establecer pequeños negocios privados y otras, no son más que devoluciones de derechos usurpados a los ciudadanos, por el propio régimen que arribará pronto a cincuenta y seis años en el poder.
Entre otros factores fundamentales que pueden haber influido por la parte cubana, considero que ha estado presente una economía en crisis sin perspectivas reales de mejoramiento, las pocas inversiones extranjeras, el éxodo de los jóvenes profesionales y el desgaste y envejecimiento de la población adulta, más otros que harían interminable la lista. Podemos sumar a ellos el bajo precio actual del petróleo, que nos ha estado llegando “generosamente” de Venezuela, y que pudiera faltar en algún momento.
Dos países que vuelven a unirse en un entendimiento, que necesariamente deberá seguir desarrollándose, para sacar a Cuba del abismo económico y social en que se encuentra.

Disquisiciones sobre “Contigo pan y cebolla”

En el marco del “Festival del nuevo cine latinoamericano” iniciado el día 4 del mes en curso en nuestro país, entre los filmes a presentar, está “Contigo pan y cebolla” del director Juan Carlos Cremata, quien en reciente entrevista en televisión en el programa “De tarde en casa”, expresó, que él había decidido no presentar su película a concurso, porque no cree en este tipo de competencias, como tampoco cree que hay buenos ni malos filmes, ni buenos ni malos actores ni directores.

Si no cree en premios ni en todo eso que expresó, entonces por qué hace cine, o por qué aceptó la “perra residencia” que le dieron en el Nuevo Vedado, que según dicen las “malas lenguas” fue como recompensa por su película Chamaco? Les juro que para terminar de ver esa sórdida y oscura cinta, tuve casi que amarrarme al butacón. No digo butaca, porque no fui al cine, el sacrificio afortunadamente, lo hice en casa alquilando un CD.

De “Contigo pan y cebolla” (aún no la he visto), basada en la obra teatral de Héctor Quintero, no creo que pueda esperarse mucho, el título evoca una vieja frase que se hizo muy popular en nuestro país, cuando la cebolla y el pan costaban apenas unos centavos, entonces esa frase significaba un acto de amor en extrema pobreza.

Hoy día decirla saldría sumamente costosa, pues la libra de pan cuesta 10.00 CUP y una pata (la mitad de una ristra) de cebolla no baja de 70.00 CUP muchísimo más que el salario diario más alto de cualquier trabajador.

Así pues el significado de la frase ha cambiado mucho, tanto como los valores sociales perdidos durante estos cincuenta y cinco años de sobrevivencia.

 

Objetos enroscados no identificados.

Benéfica nuevaObjetos enroscados no identificados.
En la antigua Clínica La Benéfica ( hoy rebautizada gubernamentalmente como Hospital Miguel Enríquez, en honor a un médico chileno muerto durante la dictadura de Pinochet), apareció un día, en el falso techo de una de las salas de recuperación de cirugía, un ente animal o vegetal amarillento enroscado, que crecía y engordaba visiblemente, ante el asombro y temor de los allí ingresados. Días después apareció otro y otro más, colmando ya la copa de la paciencia de los internos en dicha sala.
Ante las reiteradas quejas de pacientes y sus acompañantes, finalmente acudieron dos trabajadores del centro, armados de escalera, brocha y pintura, arrancaron de un tirón aquellos tres objetos enroscados no identificados y, con rapidez, suministraron un par de brochazos de pintura en el área donde éstos habían aparecido, marchándose del lugar.
Nadie más vino a investigar el origen de éstas apariciones, tampoco fumigaron. Todo quedó tapado por la pintura.
Hace solo unos años estaba cuidando a una amiga recién operada, en una sala de recuperación, del Instituto de Nefrología del Hospital Clínico Quirúrgico, cuando de pronto escucho un tropelaje en el falso techo roto. Ante mi asombro, los pacientes habituales de ese centro me dijeron, con la llamativa calma que da un problema ya asumido: ¡no se asuste señora, esos son los gatos corriendo tras los ratones!
Según Naciones Unidas, nuestro país está entre los diez primeros más saludables del planeta. Esto, más todos los incidentes ocurridos diariamente en cuanto a higiene y falta de mantenimiento que existen en nuestras instalaciones hospitalarias, exceptuando a aquellas que son exclusivamente para altos dirigentes, sus familiares y pacientes extranjeros demuestra que, tanto los visitantes como los funcionarios de esta institución de renombre mundial que vienen invitados o laboran permanentemente en nuestro país, se conforman con lo que el gobierno les muestra y no se molestan en averiguar más allá.
Los pacientes del hospital de marras, aún están esperando se les informe la causa y origen de esos objetos enroscados no identificados.