Un reencuentro con Carlos III

A pesar de este título, no se trata esta vez de un tema histórico, sino más bien “histérico”.

En la Avenida de Carlos III, cuyo nombre trataron inútilmente de cambiar por el de Salvador Allende, aún retirando de ésta, la figura escultórica del Rey de España que daba nombre a esta importante arteria de la capital habanera, que comienza en la calle Belascoaín y termina en la Avenida de la Independencia (Rancho Boyeros), se encuentra ubicado un importante mercado que lleva el nombre de la famosa avenida, construido en los años cincuenta, devenido posteriormente en mall (complejo de pequeñas tiendas).

Estando de regreso a “mi planeta”, fui en busca de algunos artículos que ya empiezan a dificultarse en las tiendas recaudadoras de divisas, que probablemente encontraría en ese lugar. Estando en esta faena, de pronto oigo a un matrimonio hablando en voz alta, con la consabida intención de ser escuchados. Debatían entre ellos el tema de la escasez de alimentos. Pronto comenzaron a rodearles las personas que allí se encontraban, haciéndole grupo. De pronto, la señora, entrada ya en años, dirigiéndose al improvisado auditorio, comenzó a señalar a algunos de los más jóvenes allí presentes, haciéndoles la siguiente pregunta: ¿Tiene usted prótesis­ dental?, a lo que todos los interrogados contestaron positivamente. Entonces, dirigiéndose nuevamente al improvisado público, la señora afirmó: “Me lo imaginaba, pues a todos ustedes, por la edad que aparentan tener, les quitaron la leche a los siete años y posiblemente ninguno nunca masticó un buen bisté”.

__________ Información de ESET NOD32 Antivirus, versión de la base de firmas de virus 9690 (20140417) __________

ESET NOD32 Antivirus ha comprobado este mensaje.

http://www.eset.com

Anuncios

4 pensamientos en “Un reencuentro con Carlos III

  1. es cierto y yo lo digo por experiencia,comerse un biste en cuba es un acontecimiento que se da raras veces, la leche es casi un lujo,ni hablar de productos del mar como pescados y mariscos,es la dieta rigurosa que nos impuso el coma-andante ,aunque a el y a su pandilla no les falta nada

  2. No se puede vivir en un Pais ,donde una Cosa tan senculla como tomarse un vaso de leche no se pueda Hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s