Depredaciones de tumbas y robos de coronas

Los escándalos de robo siguen en los cementerios, a pesar de todas las denuncias publicadas dentro y fuera de la isla. Desde luego, aquí durante muchos años hubo un silencio cómplice por parte de la prensa oficialista, la única acreditada en el país. Pero con el desarrollo de la tecnología y el acceso, aunque bastante restringido a las redes sociales, esto parece habérseles escapado de las manos y ahora, de vez en cuando, en los periódicos locales aparece algún que otro comentario crítico sobre este escabroso tema.

Ya no solo es el Cementerio de Colón, quizá el más depredado, justo por ser el que más obras de arte de valor alberga, sino que también los camposantos bautistas, chinos y judíos, han sido objeto de vandalismo por parte, en estos últimos sobretodo, de practicantes de cultos afros, que utilizan huesos de difuntos (no bautizados preferiblemente), como ofrendas para sus prácticas “religiosas”, ante el impune y fácil acceso a los mismos.

Otro fenómeno que ocurre desde la aparición de las dos monedas, los pesos corrientes( CUP), en los que te pagan salarios y jubilaciones, y los pesos fuertes (CUC) en lo que estás obligado a comprar prácticamente todo, es la reaparición en los entierros de dos tipos de coronas: las pobres y escasas de flores, poco atractivas y burdamente confeccionadas en serie, con cinta de papel y letras en tinta violeta, ofertadas en la moneda corriente, y en ocasiones limitadas en cantidad, según el momento y el muerto, y las otras, en “moneda fuerte”, bien confeccionadas con hermosas flores importadas, cintas de tela para la dedicatoria en letras doradas y sin límite de oferta. A partir de entonces comenzó a producirse otro tipo más de robo: el de las coronas.

Es triste pensar en las personas que haciendo un sacrificio ofrecen a su familiar o amigo difunto una de estas bellas coronas adquiridas en moneda dura, que apenas concluido el enterramiento y dispersos los acompañantes al duelo, las mismas desaparecen “como por arte de magia” y son ofertadas en CUC, por supuesto, a otros dolientes no muy escrupulosos o sencillamente son desarticuladas para vender sus flores, a personas que ya tienen los contactos establecidos previamente para comprarlas. Esto ha traído como consecuencia que cada vez se ven menos ofrendas florales en las tumbas. Este tipo de depredación también suele ocurrir en algunos de los monumentos a próceres en la ciudad, donde delegaciones extranjeras depositan elegantes coronas, como ocurrió recientemente en el monumento a Eloy Alfaro en la Ave. De los Presidentes, e/15 y 17 en el Vedado.

Hasta el momento, que yo conozca, no existe una medida lo suficientemente efectiva como para detener esta miserable y criminal práctica. Tampoco tengo conocimiento que hayan sido devueltos a sus dueños, algunas de las esculturas o grandes crucifijos de bronce robados en estos últimos veinte años. El panteón de mi familia fue depredado, presenté la denuncia apoyada con fotos del antes y el después hace ya más de cinco años, y aún las autoridades competentes del cementerio no me han dado respuesta alguna.

Es vergonzoso que estos hechos sigan ocurriendo en pleno Siglo XXI, cuando más bien parecen prácticas del Medioevo, y se perpetren ante la aparente indolencia de las autoridades, que deben y tienen la obligación de velar por la conservación de nuestro patrimonio histórico y cultural.

Anuncios

7 pensamientos en “Depredaciones de tumbas y robos de coronas

  1. Los VANDALOS, eran los integrantes de un pueblo bàrbaro de origen germànico oriental que quedò en la historia como sìmbolo del salvajismo y la falta de civilidad. El VANDALISMO es una conducta destructiva de las personas que no respetan las cosas ajenas, y se utiliza para hacer menciòn a las personas que cometen acciones propias de la gente salvaje.

    ¿Còmo es posible que existan cubanos que se retrotraigan a orìgenes tan bàrbaros y otros tantos que no sean capaces de tomar acciones que frenen èstas? ¿Cuàl es el grado de implicaciòn que tienen los que dirigen los cementerios de mi querida y depauperada patria?

    Oh Dios mio, cuanto me duele que sucedan estas cosas y mas que todo que sean del conocimiento pùblico y no se haga nada… y sobre todo cuando siempre me la paso diciendo que en el diccionario de mi tierra no existen las palabras: VIOLACION, SECUESTRO, ASESINATO, ASALTO, CORRUPCIÒN… Y QUE ME SIENTO MUY ORGULLOSA DE SER CUBANA…

    • Mary, desgraciadamente aquí existen todas esas cosas feas que tu niegas, solo que no se publican en Granma y por eso no existe. Acaban de violar a una niña de seis en el reparto Mónaco y la viló su padre, en ese mismo lugar antes de ayer mataron a un hombre a puñaladas, a mi misma me asaltaron a la salida del zoo y la lista es interminable, pero solo se entera uno por los amigos que viven en el lugar o por las propias víctimas, es lamentable, te quiero amiga, un abrazo, Rebeca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s